Temas de interés

Actualidad

Depresión postvacacional en adultos

En la mayoría de los casos no se puede hablar de patología depresiva. Se trata más bien de un conjunto de síntomas como apatía, mal humor o sensación de cansancio que podrían confundirse con una depresión, y que en algunos casos la podrían ocultar o incluso desencadenar. En su forma más habitual, este malestar postvacacional dura entre una semana y diez días. Cada persona lo vive de forma diferente y está relacionado con la vinculación del individuo a su trabajo cotidiano y el grado de satisfacción laboral. Un trabajo con cierta autonomía, tareas variadas, mínima incertidumbre y una retribución adecuada no suelen provocar más que una leve sensación postvacacional y no un síndrome molesto y desagradable.

DECÁLOGO POSTVACACIONAL

1. Incorporarse al trabajo con el máximo nivel de realajación posible.
2. Evitar la soledad buscando el apoyo y la ayuda de compañeros o familiares.
3. Estimular la autoestima y tener pensamientos positivos.
4. Hacer ejercicio diario es fundamental e inexcusable.
5. Intercalar actividades divertidas y mantener el buen humor.
6. Consumir una dieta equilibrada,variada y moderada.
7. Incorporar novedades en las tareas laborales cotidianas.
8. Utilizar métodos de autodisciplina y control conductual.
9. Evitar el consumo de medicamentos estimulantes sin prescripción médica.
10. Consultar a su especialista si el malestar dura más de diez días.